jueves, 14 de enero de 2016

Autorrenuncia.?

Vivir  en  paz  con  tus  semejantes  es  consecuencia  de  la  caridad,  la  prueba  de  que  amas  al  prójimo como  a  ti  mismo,  de  que  respetas  su  voluntad  tanto  como  la  tuya  y  estás  dispuesto  a  unir  las dos  aun  a  costa  de  la  autorrenuncia.  De  este  modo,  no  solo  preservas  la  paz  de  tu  vida,  sino  que trazas con claridad el camino hacia la  paz  en el corazón de  los demás.





3 comentarios:

jose luis samper dijo...

Él nos amó primero,Él es el rostro de la misericordia del Padre.De ahí ha de emanar nuestra caridad,

Izaskun garcía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Izaskun garcía dijo...


Si, razón tienes.
Muchas veces he oído " siempre me toca a mí, solo yo hago, siempre cedo yo........" Y es que es difícil de entender esa autorrenuncia si no lo aderezas con lo que tú dices el que El lo hizo primero.
Un abrazo