jueves, 3 de diciembre de 2009

Crucifijos en los colegios

Podían dejar las cosas como están no?
He estudiado en la Ikastola Herrikoa no había cricifijo, Ikastola Kanpazar, no había crucifijo, en La Ikastola San Nikolas de Algorta, no había crucifijo, en el Colegio Arangoya había crucifijos......
La diferencia es el ideario de los colegios y quien los dirija. Todo ellos están bien como están. Don de hay que haya, a mucha honra soy Cristiana por la gracia de Dios, pero donde no hay que lo dejen como está que seguro está bein así, eso es Libertad y no quitar los que hay.


Al final no vamos ni poder pensar en tener la foto de la Virgen en la oficina o en la cartera, ni llevar cruces en la gargantita o escapularios....... ¿va eso también a ofender a alguien?

pongo un enlace
de Juan Pablo I hablando sobre el tema.

3 comentarios:

Isabel dijo...

hola!!
Apoyo tu comentario, pienso exactamente igual, al final vamos a tener q escondernos, por nuestras creencias?
que dejen las cosas como estan.
Un abrazo.

Margui dijo...

Esto si que es una dictadura, y aqui todos a pasar por el aro. ¿por que no nos revelamos ante estas injusticias? Esta sociedad está anestesiada. Gracias por decir lo que muchos pensamos.

fj dijo...

El crucifijo es y ha sido un símbolo de libertad, de perdón, de esperanza, de igualdad, de tolerancia, de humanidad. Jesucristo, el Crucificado, elevó a los humildes, a los abatidos, a los oprimidos, a los enfermos... Si hiciésemos caso a sus enseñanzas, desaparecerían las guerras, el hambre, las incomprensiones, las intolerancias, se acabarían los odios, la envidia, la opresión... y, sin lugar a dudas, nacería un mundo más humano, más justo, más bello, más libre. Un mundo donde se respetarían los derechos humanos. Y no ocurriría lo que hoy, que algunos humanos son los únicos que tienen derechos. Otros, los humildes, los indefensos, los no queridos, los olvidados, por no tener no tendrán derecho ni a una casa, ni a un trabajo, ni a comer... y los más indefensos entre los indefensos, no tendrán derecho ni a nacer.
El Crucifijo es patrimonio de todos, como el aire, como el mar, como el sol. A ningún pacifista, amante de la libertad o defensor de la democracia puede molestarle un cuadro de Martin Luther King, ni de la Madre Teresa de Calcuta, ni de Gandhi,... ni de Jesucristo.